Martes, 03 Julio 2018 00:00

EE UU investiga a Glencore por corrupción y le solicita documentos vinculados a negocios en Venezuela

 
Valora este artículo
(3 votos)
Trabajadores de Bauxilum aseguran que una comisión de la suiza Glencore visitó la industria en mayo de 2017, en la antesala de la paralización de la industria extractora de bauxita y procesadora de alúmina Trabajadores de Bauxilum aseguran que una comisión de la suiza Glencore visitó la industria en mayo de 2017, en la antesala de la paralización de la industria extractora de bauxita y procesadora de alúmina Foto Expansión

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Glencore, el zar del aluminio venezolano

barra 4naranja220

Contratos del aluminio con Glencore omitieron paso por Procuraduría

barra 4naranja220

Roberto Wellisch: más de 40 años negociando privilegios

 

Glencore, la mayor comercializadora de materias primas en el mundo, anunció este martes que su filial estadounidense Glencore Ltd. recibió una citación del Departamento de Justicia de Estados Unidos en la que se le solicitan documentos sobre sus negocios en Nigeria, la República Democrática del Congo y Venezuela desde 2007 hasta el presente. La solicitud se sustenta en la normativa anticorrupción y los estatutos de lavado de dinero de EstadoUnidos.

“Glencore está revisando la citación y proporcionará más información a su debido tiempo, según corresponda”, informó la compañía en su web.

La trasnacional de origen suizo guarda una estrecha relación con las estatales del aluminio al sur de Venezuela, a las que ha servido como financista, proveedor y hasta cliente, en una reciprocidad cuyos detalles no están caracterizados por la transparencia, pero que al final benefician con mayor peso a una sola compañía: Glencore.

Tras conocerse la citación, las acciones de Glencore se derrumbaron al máximo en dos años. La caída fue de 13%, precisó Bloomberg en su portal, que añadió que este año ha sido tumultuoso para la compañía debido a problemas relacionados con su negocio en el Congo, donde opera minas gigantes de cobre y cobalto. “El comerciante y minero suizo ya enfrenta la posibilidad de una investigación de soborno por parte de fiscales del Reino Unido sobre su trabajo con Dan Gertler, un multimillonario israelí y amigo cercano del presidente de Congo, Joseph Kabila”.

“Es un acontecimiento muy preocupante para cualquier multinacional que sea citada por el Departamento de Justicia de los EE UU dada su reputación de perseguir la corrupción extranjera y el blanqueo de dinero de manera agresiva”, dijo a Bloomberg Daniel Leader, abogado de Leigh Day en Londres.

Una relación de larga data con Guayana

La relación de Glencore con Guayana tiene más de dos décadas y se ha centrado en las estatales de metales. Una investigación de la periodista Clavel Rangel, publicada en octubre de 2013 en Correo del Caroní, El Universal y Armando.info, indica que los compromisos con Glencore se hicieron tabú luego de que el presidente Hugo Chávez ideara el Plan Guayana Socialista 2009-2019, cuyo propósito era la transformación de la materia prima en Venezuela.

“La transición al socialismo soñaba con lograr el llamado desarrollo aguas abajo que buscan en Guayana desde hace 60 años, para que el aluminio termine siendo procesado en estas fronteras en lugar de salir al exterior. En la realidad, sin embargo, hoy hay más dependencia de las transnacionales”.

Una revisión documental arrojó que mientras la producción de las estatales del aluminio se hacía menor, la relación con Glencore crecía de distintos modos, el más prominente a través de contratos a futuro y el aseguramiento de toneladas de aluminio y alúmina con significativos descuentos como forma de pago de préstamos e insumos.

El retroceso del ritmo de producción en las industrias fue notable. El auxilio de parte de Glencore también. El artículo indica que en 2013 se constató que Bauxilum, pese a contar con la tercera reserva de bauxita más grande del mundo, importó 1,3 millones de toneladas de bauxita a través de Glencore, provenientes de Brasil, Guyana e Indonesia, con sobreprecio y fuera de especificaciones técnicas.

El estudio develó que algunos directivos de la compañía suiza son también accionistas de empresas que le brindan servicios a las estatales de Guayana, como ACBL de Venezuela, cuyo directivo Roberto Wellisch era también el representante de Glencore en Venezuela.

“Ninguno de los contratos de venta a futuro con Glencore pasó en su momento por el filtro de la Procuraduría General de la República, como tampoco por los canales de la Asamblea Nacional. Ni siquiera hubo una convocatoria pública; entre sus enunciados –incluso- colaban cláusulas de confidencialidad”, revela la segunda parte de la investigación.

Más de un quinquenio después, la contracción productiva de las industrias de metales es acelerada y el terreno se hace fértil para reforzar la conexión con la suiza, traducida en dinero fresco, insumos y equipos. En mayo de 2017, confirmaron trabajadores de Bauxilum, una comisión de Glencore visitó la planta refinadora de alúmina pero a la fecha, tras casi 10 meses de paralización, no hay acuerdo sobre la mesa.

El único acuerdo con Glencore hasta ahora, confirmó a finales de 2017 el secretario general de Suprobaux, Wilfredo Flores, es una triangulación desde hace un año en la que la compañía suiza provee a Bauxilum de soda cáustica y cal. Los insumos son pagados por Venalum con aluminio primario y Bauxilum le paga a la reductora con el suministro de alúmina.

La última acusación de EE UU

La citación del Departamento de Justicia de EE UU a Glencore sucede poco más de un mes después del último señalamiento del Departamento de Tesoro del Gobierno de Estados Unidos a Venezuela, que involucra a dos estatales de aluminio y a la productora de mineral de hierro, Ferrominera Orinoco.

La más reciente acusación ocurrió el 18 de mayo de 2018, cuando EE UU sancionó a un grupo de funcionarios entre los que sobresale el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello. El documento del gobierno de Donald Trump indica que el segundo hombre más poderoso en Venezuela abusó de sus posiciones influyentes y utilizó esa esfera para beneficiarse personalmente de la extorsión, el lavado de dinero y la malversación de fondos.

La investigación lo conecta con el ex gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez y, en conjunto con sus asociados los acusa de lavar dinero de fondos estatales venezolanos, involucrando en la operación a Ferrominera Orinoco, Venalum y Alunasa, esta última con sede en Costa Rica.

La sanción resalta que Cabello, Rangel Gómez y sus asociados trabajaron juntos para acceder ilegalmente y explotar minas. En particular, extrajeron hierro de forma ilegal y lo exportaron a través de Ferrominera Orinoco, acusan.

A la par, de acuerdo con investigaciones realizadas hasta diciembre de 2016, EE UU los señala de usar a las estatales Venalum y Alunasa, en Costa Rica, para lavar dinero a ese país y a Rusia y acusan a Cabello de estar directamente involucrado en actividades de narcotráfico junto al ahora ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami, quien fue sancionado por el Departamento del Tesoro el 13 de febrero de 2017.

Ni Glencore ni el Departamento de Justicia de EE UU han detallado aún el foco de las investigaciones, pero si sus operaciones en Venezuela son indagadas allí descollará el círculo de fructíferas relaciones en Guayana.

Visto 3171 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Julio 2018 09:10

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...